Los beneficios de aprender un segundo idioma | GoProfe

Los neurólogos han recomendado el aprendizaje de un idioma extranjero por sus múltiples beneficios: como una forma de mejorar la salud de tu cerebro y sistema auditivo, retrasa la aparición de enfermedades como el Alzheimer y mejora tu concentración. Así que ¡dirígete a goprofe.com para encontrar un profesor y empezar hoy!

beneficios de aprender un segundo idioma

Aprender un segundo idioma tiene muchos beneficios

Es cada vez más común ver estudiantes de más de 30 años en las escuelas idiomas. La demanda de cursos de lenguas extranjeras ha crecido no sólo debido a la necesidad de tener estas habilidades en el Curriculum Vitae, sino también debido a los beneficios cerebrales que el aprendizaje de un nuevo idioma puede tener.
Recientemente, la Asociación de Promotores de Cursos de Idiomas (Aseproce), asociación española que promueve cursos de idiomas, destacó el aumento de la edad media de los estudiantes de lenguas extranjeras “porque se puede aprender inglés en cualquier momento de la vida. Siempre será útil y divertido”.
Aprender otro idioma significa adquirir una mayor plasticidad cerebral, ya que mejora la concentración y retrasa el envejecimiento y el desarrollo de enfermedades como el Alzheimer. Según Juan Antonio Planas, Presidente de la Asociación Aragonesa de Psicopedagogía, “Las lenguas se pueden aprender en cualquier edad, el factor principal es tu motivación”. La capacidad de aprender otro idioma es “innata”, porque nuestro cerebro ya está preparado para aprender un segundo idioma. “Es cierto que en edades más tempranas, es más simple, pero la edad no tiene que ser un obstáculo para aprender nuevos idiomas como el inglés, porque los adultos tienen experiencia, saben estructuras gramaticales y algunas lecciones son más fáciles para ellos”.
Las personas que no hablan inglés piensan que es un idioma difícil, ya que tiene raíces germánicas, no latinas como el francés o el italiano. Sin embargo, todos estos idiomas y muchos más provienen de la misma raíz común: indoeuropeo.
Esto significa que lenguas tan diferentes como el ruso, el español o el inglés siguen la misma estructura mental: sujeto, verbo, predicado… Y los adultos ya entienden estas estructuras. Todos estos lenguajes tienen un sustrato universal y, sin darnos cuenta, todos tenemos la capacidad innata de conjugar sus verbos: todos entendemos que hay un pasado, un futuro y un participio. Por lo tanto, cuando se aprende un idioma es importante “ir con el flujo” con el fin de recuperar la facilidad que los niños tienen cuando aprenden un idioma. “Hay superar algunas batallas como la pronunciación, pero la motivación y el esfuerzo será suficiente apoyo”. Los psicólogos educativos recomiendan cursos de idiomas, así como escuchar canciones y ver películas en la versión original, “cuando entendemos algo, será un pequeño éxito que nos ayudará a continuar aprendiendo”, dice.

Beneficios que puede aportar aprender un segundo idioma

Encontrar trabajo

Entretener su sistema auditivo se une a un entrenamiento cerebral: aprender un nuevo idioma ayuda a diferenciar y codificar mejor sonidos y tonos. El oído aprende a distinguir los sonidos lingüísticos de los que no lo son, dando lugar a una mayor flexibilidad.

Conocer un segundo idioma se ha convertido en un factor clave para encontrar un trabajo. Un estudio de la Fundación Universia destaca que la habilidad más valorada por los empleadores (hasta un 96,4%) al seleccionar un candidato es su dominio de inglés. Según Adecco en su reciente informe Empleabilidad e Idiomas, “el inglés sigue siendo un requisito esencial en más del 86% de las ofertas de empleo. La creciente valoración global del conocimiento de las lenguas también está contribuyendo a un aumento general del interés de muchos estudiantes y trabajadores por aprender idiomas para tener un mayor número de oportunidades en el mercado de trabajo”.
Adecco destaca en su estudio la creciente internacionalización de las empresas y la importancia de las exportaciones en los negocios. “La demanda de candidatos que saben comunicarse en otros idiomas en áreas que están constantemente en contacto con proveedores, clientes o diferentes mercados. Este es el caso en el área de las exportaciones, un área que nuevamente presenta una mayor valoración de las lenguas en sus ofertas de trabajo.” Ingeniería industrial, economía, derecho e ingeniería técnica han aumentado el porcentaje de ofertas de trabajo que demandan un segundo idioma.

Plasticidad cerebral

Con un segundo lenguaje “todas las funciones cognitivas, la atención, la percepción, la memoria, la inteligencia y el lenguaje” mejoran, según científicos del University College London, que realizaron un estudio con cien temas, de los cuales ochenta eran bilingües. Concluyeron que el aprendizaje de otro idioma altera la estructura del cerebro, específicamente el área que procesa la información. De la Universidad de York, en Canadá, señalan que aprender un nuevo idioma como el inglés sería capaz de aumentar la velocidad cognitiva.

Retrasando el Alzheimer

Las personas que aprenden un segundo idioma pueden retrasar los síntomas del Alzheimer por hasta cinco años, según un estudio publicado en la revista Neurology. El estudio fue realizado en Toronto, Canadá por el Rotman Research Institute. Alrededor de 200 pacientes diagnosticados con Alzheimer presentaron una clara evolución: los que habían aprendido un segundo idioma (la mitad de los pacientes) lograron retrasar hasta cinco años síntomas como pérdida de memoria y confusión.

Mayor concentración

Aprender un idioma fortalece tu capacidad de concentración. El Centro para la Ciencia del Lenguaje de la Universidad Estatal de Penn, de los Estados Unidos, explica que los hablantes de segundas lenguas son capaces de realizar mejor y más rápido todo tipo de tareas. Los expertos coinciden en que los trabajadores cuyos curriculums muestran que hablan inglés u otra lengua están mejor equipados para el trabajo en equipo y pueden asumir mayores responsabilidades.

Un entrenamiento neural

El cerebro puede mantenerse activo a través de ejercicios. Los neurólogos están de acuerdo en que cuanto más se utiliza el cerebro, menos a menudo le fallará en funciones como la memoria. Aprender un idioma es uno de los ejercicios más completos, ya que activa la memoria y crea nuevas conexiones al cambiar de un idioma a otro. Así, funciones como el lenguaje permanecen activas al igual que otras como el razonamiento, el juicio, la abstracción o el cálculo. El entrenamiento comienza en la primera lección.

Want to read more?

Best movies to learn English for beginners

4 common questions to help you prepare for your next job interview

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *